3 errores típicos de los corredores

Motivación, ambición, la competitividad, el afán de superación son aspectos que en general son positivas pero pueden llevar a que los corredores novatos- y los no tan novatos- caigan en los errores siguientes:

1. No cumplen con el principio de la progresión en el entrenamento.

El principio de la progresión dle entrenamiento dice que tenemos que ir aumentando la duración y la intensidad de las sesiones de manera progresiva. Si la progresión se quiere hacer demasiado rápida y no se da suficiente tiempo a nuestro cuerpo para que se adapte ante los estímulos estresantes del entrenamiento, resultará que no sólo no habrá mejora sinó que incluso puede haber un empobrecimiento y pérdida en la capacidad de correr.

La mayoría de estos corredores corren sin asesoramiento o mal asesorados y caen en la trampa de querer aumentar muy rápidamente la duración de las sesiones añadiendo muchos kilómetros demasiado pronto o también aumentan demasiado rápido el ritmo de la carrera o tal vez las dos cosas al mismo tiempo. La combinación de “correr más, correr más rápido y poco descanso”, generalmente termina pasando factura en forma de lesiones.

No se debe tener prisa en aumentar el ritmo o la distancia. Lo que queremos es aumentar nuestro nivel y este aumento será más rápido si aumentamos poco a poco las variables “ritmo” y “distancia” y también, dando, de vez en cuando, algún dia de descanso no deseado, que no entraba en nuestros planes sin temor a pensar que perdemos entrenamiento.

2. Una mala planificación de la temporada con demasiadas carreras.

Immersos de la moda del running estamos bombardeados de competiciones de asfalto, montaña, triathlón, etc cada fin de semana en todas las semanas del año. Y todas tienen su gracia…
Una carrera de competición supone una tensión muy fuerte y se necesita tiempo para descansar y dejar que el cuerpo se repare. Esto significa que tendremos que reducir el entrenamiento especialmente los días previos y los días después de la carrera. Si se reduce el entrenamiento, a la larga bajará nuestro nivel porque no podremos mejorar. Si baja a nuestro nivel, pero seguimos corriendo carreras, al final de la temporada, obtendremos un registro o un resultado por debajo de nuestras posibilidades.

En general, cuáto más más larga sea la competición, menor número de carreras deberíamos hacer al año. Si, por ejemplo, nos gusta el maratón, no recomiendo nunca más de 2 maratones al año y para algunos corredores aconsejo hacer sólo uno y concentrar todos los esfuerzos en este. El resto del año se podrá hacer, por ejemplo, medias maratones y carreras de 10 km.

Además, si nos gusta mucho correr y queremos hacerlo durante el número máximo de años, mejor pensar en ahorrar desgaste y posibles lesiones que vendrán seguro si corremos demasiadas carreras en poco tiempo.

Otra cosa es correr carreras a modo de “entrenamiento”, a una ritmo inferior a lo que podríamos. Pero no es fácil correr una carrera de competición a un ritmo inferior al que somos capaces si tenemos al lado gente que nos adelanta sin ningún tipo de reserva…

3. centrar todo el entrenamiento únicamente en correr.

Ya he dicho en otras ocasiones que el entrenamiento tiene una parte específica y otra de apoyo, más general que es un acondicionamiento para compensar el desequilibrio que se produce con el gesto repetitivo de la carrera.
Cualquier tipo de deporte que necesita de un reequilibrio de los músculos para fortalecer los músculos accesorios, descargar los músculos más específicos y disminuir el impacto que produce el gesto específico. Además de descargar el impacto físico, también daremos un respiro psicológico necesario ya que estamos haciendo siempre la misma actividad. Por lo tanto, estiramientos, ejercicios de fitness, trabajo aeróbico incluso en bicicleta, natación, patinaje sobre hielo o remar debe tenerse en cuenta al planificar la temporada. Disminuirá el riesgo de sufrir lesiones, el entrenamiento será más divertido y los resultados serán mejores.

Punto final.

He sido carreras corredor de unos 30 años y pocos atletas que conozco que tienen los pesimistas aspiraciones, por debajo de su potencial. La mayoría quiere y cree que será capaz de lograr mejores resultados que los obtenidos al final de su carrera deportiva. Para ser optimista es positivo pero necesidad de conocimiento y asesoramiento ponderin y esta ambición de ser capaz de elegir la mayoría disminuye al mínimo el riesgo de correr la aplicación.

Thanks for downloading!

Top