SOBREENTRENAMIENTO: SÍNTOMAS Y CAUSAS

Entrenar o hacer ejercicio físico 5 días a la semana durante 5-8 horas nos acerca al punto ideal para lograr máximos beneficios en relación al tiempo invertido. A partir de este volumen de dedicación se pueden obtener más beneficios pero los riesgos se incrementan así como las posibilidades de caer en un sobreentrenamiento.

El “sobre-entrenamiento” es un estado de nuestro organismo que se caracteriza por una disminución del rendimiento a pesar del mantenimiento o incluso aumento del entrenamiento. Este descenso no se da en un día sino que se prolonga en el tiempo. Algunas personas, debido a una sobremotivación enfermiza para obtener resultados deportivos pueden caer en el sobreentrenamiento incluso sin darse cuenta.

SÍNTOMAS DEL SOBRE-ENTRENAMIENTO

Estancamiento o bajada en el rendimiento: es la primera consecuencia que nos puede avisar de que algo falla. Se entrena como siempre o más y los resultados no mejoran o incluso empeoran. Si esto ocurre durante semanas puede ser un indicador claro de sobre-entrenamiento.

Nivel de autoestima baja: muchas veces, cuando se quiere entrenar de forma obsesiva para querer llegar a una meta después se cae en depresión y bajo nivel de autoestima si no se consiguen unos objetivos demasiado exigentes cayendo en unen el sobre-entrenamiento.

Bajada de interés para el entrenamiento y el esfuerzo: los ejercicios normales se convierten en difíciles y todo cuesta más. Se pierde la motivación y el disfrute del esfuerzo y este sufrimiento e inversión de esfuerzo y tiempo no obtiene tampoco la recompensa.

Aumento de lesiones y / o enfermedades: tanto las primeras como las segundas, si se dan con más frecuencia de manera significativa en período de tiempo, nos indican que algo no funciona. En el sobreentrenamiento el sistema inmunológico está disminuido y es frecuente coger más infecciones como catarros o gripes. Caer en lesiones frecuentes también debe hacernos sospechar así como tener “agujetas” durante demasiados días (más de 72 h).

Trastornos psicológicos: cambios en la personalidad, depresión, falta de concentración. La persona es distinta a la que habíamos conocido. A veces se encuentra como ausente, tiene más pérdidas de memoria, está más agresiva y salta enseguida el más mínimo problema.

Problemas de insomnio: el sistema hormonal y nervioso están deteriorados y cuesta conciliar el sueño o se duerme mal o menos tiempo. El proceso de reparación que se da durmiendo no es completo.

Sed insaciable: cuando la sed no se pasa por mucho que se beba. Cuando se entra en un estado catabólico (la destrucción prima sobre la construcción en el organismo) se sufre a menudo deshidratación. En este estado se tiene sed permanente y una la bebida no repara suficientemente el déficit de agua. Hay que beber y comer a menudo y descansar durante unos días.

Ritmo cardíaco alterado: el ritmo cardíaco está por encima de lo normal incluso cuando se duerme. Esto sucede típicamente en deportistas de resistencia. Es interesante controlar la frecuencia cardíaca por las mañanas antes de levantarse de la cama. Si la frecuencia cardíaca es un 10% más elevada de lo normal puede indicar un principio de sobreentrenamiento.

CAUSAS DEL SOBRE-ENTRENAMIENTO

Desde el punto de vista práctico, la causa del sobreentrenamiento es entrenar demasiado de acuerdo con las posibilidades del individuo. Esto significa entrenar demasiado intenso o demasiado fuerte durante demasiado tiempo y / o durante demasiados días sin respetar los principios del entrenamiento de acuerdo con las condiciones de la persona. Esto ocurre por desconocimiento de cómo se ha de entrenar y / o también por una sobremotivación que lleva a sobrevalorar las posibilidades y capacidades de la persona.

¿Pero cuáles son las causas fisiológicas? ¿Qué ocurre en nuestro organismo que desencadena este estado de sobreentrenamiento que puede convertirse tan o más peligroso que el sedentarismo? Actualmente existen las siguientes hipótesis que explican los mecanismos del síndrome de sobreentrenamiento:

Fatiga del sistema nervioso central (SNC): en el cerebro se da un incremento de triptófano (un aminoácido), una bajada de la concentración de aminoácidos de cadena ramificada (BCAA) y un incremento de la síntesis de serotonina (un neurotransmisor)

Desequilibrios en el sistema nervioso autónomo: falla la regulación entre el sistema simpático (voluntario) y el parasimpático (involuntario) afectando a la contracción de los músculos esqueléticos y el corazón.

Estrés oxidativo: se rompe el equilibrio entre la producción de radicales libres (productos derivados de la oxidación) y las defensas antioxidantes. Este desequilibrio daña proteínas mitocondriales y membranas celulares e incluso el ADN.

Depleción de glucógeno: el glucógeno es la “gasolina” en forma de azúcares acumulada en el músculo. Se ve muy disminuida y puede alterar la síntesis de neurotransmisores relacionados con la fatiga.

Incremento de inflamación: el organismo no se adapta bien porque el estrés no se compensa con la recuperación y por todo ello se entra en un estado permanente de inflamación.

Thanks for downloading!

Top